Somos todos

Somos altos, bajos, flacos, gordos, 

insolentes y educados.

Somos muchos, somos pocos, 

de algún sitio y muchos lados.

En el fondo somos buenos, 

algo sucios para el mundo, 

pero bueno, te aseguro, 

cada uno está en lo suyo.

Cada loco con su tema, 

cada horma a su zapato, 

cada pena a su deseo, 

cada grito a su silencio.

Cada estrofa a su verso, 

cada golpe a su momento,  

y la vida va latiendo

y la memoria,  juega su papel.

Pienso, amo, quiero, siento;  en ocasiones, lo lamento.

Casi siempre estoy contenta o por lo menos, lo intento…

Tan consciente como necia,

rumbo hacia el futuro incierto

hago todo cuanto puedo

en esta lucha sin bando.

Con la tierra por bandera,

con las ganas palpitando,

con un nudo en la garganta

y entre las piernas un llanto.

Imparable en la carrera,

aveces gata, aveces perra,

cada gallo cacarea en su corral.

Y la historia se repite, como rueda giratoria, 

unos ganan, otros pierden, pocos matan, muchos mueren.

Y tú y yo vamos haciendo y en el medio de esta guerra, 

que me abraces se agradece, necesito ese coraje.

Tan consciente como necia,

rumbo hacia el futuro incierto

hago todo cuanto puedo

en esta lucha sin bando.

Con la tierra por bandera,

con las ganas palpitando,

con un nudo en la garganta

y entre las piernas un llanto.

Claro que mis manos tiemblan,  

me preocupa lo que  piensas, 

te lo juro es importante, somos todos, 

todos formamos parte.